Reeditamos la crónica que se hizo del 1er MEMORIAL ALBERT BALBIS. Esperamos que sea igual de emotivo para vosotros como lo fue para todos nosotros.
 

¡Hola Albert!

La semana pasada tuve un sueño. Uno de esos sueños de los que no quieres despertar. Un sueño con magia, felicidad y algo que no se puede describir con palabras, pero que está ahí y que hace que no quieras que se acabe, que dure.

Soñé que íbamos tu y yo en bicicleta (¡cómo no!), y que rodábamos en un día espléndido, con un sol que calentaba lo justo para que el fresco matinal fuera hasta agradable. Rodábamos con el VELO, ese club en el que dimos nuestras primeras pedaladas como cicloturistas. Allí estaban la vieja guardia del VELO con el Pollo, Sisco, Valls, Bahillo, Luis, Jesús Tomás y el Marvillas, unos clásicos, pero también estaban los Cocotelos con Yagüe, Siji, Joaquim, Gamero, Tomás Vélez, Isidro, Pedro Larroza, López, Lagarto,… Detrás iban en animada charla aquella generación inolvidable (“los chavales” les llamaban) con los Gabriel, Mariano, Roberto, Alberto, Poci, Jaime, Doctor, Javi Larroza, Paco López, los Perona, …  y un grupo de irreductibles con tu padre, Bartolo, los Monsó, el Abogado, Félix, Manolo Cánovas, Dani Cánovas, Juan,.. y también estaban las nuevas perlas como el Pescaito, Xabi (tu hermano), Joaquim, Izquierdo, Pastillas, el Neng, el Vasco… También estaba la sección femenina con Ana, Cristina, Griselda, Ana Atienza , … y también estaban históricos como el Verdura, Daniel Rodríguez, Toni Llebot, Barril, el Indio, Selu, Blanco… Un grupo imposible, ya lo sé, pero no por ello menos maravilloso.

Poco a poco el grupo se fue haciendo más y más grande… me di cuenta que venían los de la Collblanc con Quique, Ernesto, Dani … los TUSINUS con los capos a la cabeza como el Mingo y el Kas, leyendas como el Chicho, Pitus, Jacinto, Mago, Viñeta… y sus nuevas generaciones como Pol, Johan, Mora,… también venían la gente del GRUP97 con Cacaito, Mosso, Juan, el Pesca… y hasta venían sus BTTeros de referencia como Pere y Txus con sus “flacas”… y también estaba marcando clase la Grupeta Hospisport con Silvia, Joaquin, Jesús y Sergi… ¡Un pelotón de ensueño!

Increíble, maravilloso… cuanta clase, cuanta gente genial junta, cuanta armonía. Con tanto nivel junto sólo podía pasar una cosa y era que el ritmo fuera en aumento, llegando a niveles más propios de una carrera que de una salida dominical. Pero todos juntos.
Como todos los buenos sueños llegó a su final. ¡Lástima!, pensé.
Pero a veces los sueños se hacen realidad. Y yo he tenido la suerte de vivirlo en primera persona. Este domingo nos congregamos en el Mercado de Collblanc un elenco de ciclistas que, posiblemente, nunca habían pedaleado todos juntos pero que todos ellos se conocían y se respetaban. Faltabas tú, Gamero, Juan, Mingo, Kas, Valls,…si es verdad, pero todos sabíamos que habéis estado pedaleado con nosotros, animándonos, tirando del grupo, dando “palos” y disfrutando de nuestra pasión por la bicicleta, del  cicloturismo…
El recorrido a Collbató ha sido lo de menos, un clásico para todos nosotros, pero las sensaciones y emociones que hemos vivido han sido increíbles. Todos hemos disfrutado como hacía tiempo que no lo hacíamos. Ha sido un “chute” de pasión, de ilusión, de sentimientos a flor de piel para todos.
No va a ser flor de un día, NO. El año que viene volveremos a congregarnos para recordar a todos nuestros amigos que no estáis con nosotros, para rodar con vosotros.
Estés donde estés, no te olvidaré (no te olvidaremos), y díselo al resto si tienes oportunidad, porque el año que viene os esperamos. Porque el año que viene volveremos a pedalear juntos.
Un fuerte abrazo y hasta siempre:
100% Cicloturismo
PD. Muchas gracias a todos los que este domingo asististeis al memorial a título personal. Y también a todos los que no pudisteis venir pero que os quedasteis con las ganas. Gracias a la COLLBLANC, GRUP97, HOSPISPORT, TUSINUS y VELO por participar y dar apoyo al evento como entidades. Agradecimiento también a los Mosos d’Escuadra por su apoyo incondicional. Gracias a Albert, Gamero, Juan, Mingo, Kas, Valls,… por todos esos momentos, anécdotas y vivencias que nos habéis permitido compartir con vosotros. No os olvidaremos.
Si nos hemos dejado algún nombre por citar: mil perdones.