Este pasado fin de semana, el Velo volvió al circuito randoneaur participando en un brevet de 200 km.

Gracias a colegas del VELO como Nicolás, que debutó dos años atrás pero, pero con la imborrable referencia de la Maratón Cantábrico-Mediterráneo de más de 600Kms de Hondarribia a Barcelona que se venían haciendo en los años 80´, (en un máximo de 28 horas) y que organizaban conjuntamente el VELO y Hondarribia Txirrindulari Elkartea (Asociación ciclista de Hondarribia en castellnao), salvando las distancias pero con un espíritu parecido nos dimos citas el: Trio La, La, La (Dani Cánovas, Nicolás y Mago) para saborear una brevet de 200 km .

Salida del brevet de 200 km

Desde la localidad de Sant Feliu del Llobregat a las 8H del sábado 25 de febrero, en pleno Carnaval, arrancó la 1ª edición del brevet de 200 km que organiza el C.C. Sprint Bike con lleno de inscritos, 200, a buen ritmo camino de Sant Sadurní d´Anoia primer control y sellado del carnet randonneur.

Mañana fresca hasta la plana del penedés donde ya a pleno sol y con las diversas subidas que jalonan el recorrido, pudimos calentar nuestros cuerpos devorando poco a poco los kilómetros en fenomenal armonía brevetera. Hablando y conociendo gente a ritmo pausado y comprobar el altísimo nivel de los participantes, muchos de ellos finissers de la mítica e interminable Paris-Brest-Paris de 1.200 Km!!!

PBP… la Reina de las Brevets.

Pasando el ecuador

Font-Rubí, la LLacuna, la Torreta y Montagut nos acercaron al ecuador del brevet de 200 km en Querol donde tras la parada y pertinente sellado proseguimos tras realizar la pausa más larga que estimo en unos 15 minutos. Esa es la esencia del brevet, despacio pero sin mucha pausa.

Después de coronar l´Esblada camino de Igualada y de todo un tramo rompepiernas camino de Castelllolí, control y a cargar de nuevo un poco el ánimo encaramos hacia Montserrat, por el Coll del Bruc hacia Can Massana, para recorrer desde ahí toda la cara norte de Montserrat realmente fría y húmeda.

Bajada en armonía a Monistrol, íbamos muchas veces en el grupo de dos chicas con sus acompañantes donde se iba francamente bien y abordamos la última dificultad, Vacarises con las fuerzas que quedaban. Un desnivel acumulado final de más de 3.000 metros nos da una idea de la dureza de una prueba singular para el mes de febrero.

Finishers del brevet de 200 km

Olesa de Montserrat y, ya seguros de que llegábamos con luz, fuimos completando alegremente el recorrido donde nos esperaba la organización para poder sellar el último control y hacernos con la medalla de finnisser-randonneur 200Kms.

Ambiente súper agradable, nada competitivo, divertido y amigable. Una experiencia muy positiva, sobre todo nosotros tres que gracias a la generosidad de Nicolás pudimos dar una imagen excelente de compañerismo y buen hacer que nos ha reportado las ganas necesarias para poder abordar más adelante un nuevo reto: un brevet de 300 Kms.

CONTINUARÁ…

Texto: Manolo Mago

Fotos: Manolo Mago, Daniel Cánovas y Nicolás Camarero

Edición: Nicolás Camarero

Haga clic aquí para enviar su comentario.


Submit your review
* Campo obligatorio